Cuándo enviar newsletter en empresa

Cuándo enviar tu newsletter: 5 claves para mejorar tu email marketing

¿Cuántas veces te has preguntado qué día enviar tu newsletter? ¿Sabes qué hora es mejor para enviar tu campaña? En mi afán por ayudarte a mejorar tu estrategia de marketing digital para tu negocio, hoy quiero centrarme en la estrategia de email marketing y en concreto sobre cuándo enviar newsletters, ya que es uno de los puntos fundamentales si queremos mejorar el email marketing.

Vivimos en una era donde nos bombardean a diario con publicidad. Una persona por norma general está expuesta a 3.000 impactos de publicidad diarios, o lo que es lo mismo: más de un millón al año. Ahí es nada.

Con estas cifras es un poco más sencillo entender por qué en el email marketing o llegas en el momento justo o directamente ni te leen. Las personas están colapsadas de tantos anuncios y, por eso, si no conseguimos que nuestro contenido sea realmente interesante para nuestro cliente y que le llegue en el momento oportuno, nos convertiremos en una empresa invisible.

¿Cómo puedes crear contenido relevante para tu cliente?

Esta respuesta es muy sencilla: trabaja tu base de datos. Sé que suena un poco extraño y que probablemente te esperabas otra respuesta. Pero tranquilo, te aseguro que tiene su lógica.

Tener una base de datos realmente buena y trabajada es la diferencia entre llegar a impactar a tu cliente potencial o impactar a una persona que no jamás te comprará porque está fuera de tu público objetivo. Es decir, si yo tengo el mejor contenido del mundo para madres primerizas, que es información que les va a salvar la vida y que pagarían millones por tenerla… no tendría sentido enviar esta información a una persona sin hijos ni intención de tenerlos, en este caso, tu contenido tiene valor nulo.

Por ponerte otro ejemplo, imagina enviar ofertas para la compra de coches a adolescentes, u ofrecerle el mejor ordenador del mercado a una persona mayor, enviar publicidad de colonias masculinas a mujeres, productos de higiene canina a personas sin mascotas, etc. Creo que has entendido la idea, ¿verdad?

Lo primero que debes hacer es identificar quién es tu público ideal en tu sector para después dirigirte a él.

De esta manera, nace la necesidad de saber quién está en nuestra lista de correo. Y, a ser posible, trabajarla tanto que podamos llegar a saber toda la información relevante para definir si cumple con las características de nuestro cliente ideal: si es hombre o mujer, edad, en qué provincia vive, si tiene mascota, si tiene hijos, su poder adquisitivo, etc. Pregúntales todo lo que realmente necesites para tu sector. Ahora, ten en cuenta que si le pides toda esta información en el primer punto de contacto a una persona, la asustarás y, finalmente, se marchará.

Para solucionarlo, te recomiendo que al principio pidas solo la información esencial, como su nombre e email, y a raíz de ahí ya tendrás ocasión de solicitar el resto de datos. Por ejemplo, crea promociones especiales, concursos, material informativo que les interese, etc. y si quieren realmente tienen interés en conseguirlo, la condición será que te faciliten la información que precisas.

Cuándo enviar newsletters: Las 5 claves para conseguir que nos vean

Vamos con el plato fuerte de este artículo, lo que te prometí al principio: las 5 claves para mejorar tu estrategia de email marketing y saber cuándo debes enviar tus newsletters.

5 claves para mejorar tu estrategia de #EmailMarketing y triunfar con la frecuencia de envío. Clic para tuitear
  1. Frecuencia de envío: ni pocos, ni demasiados

No puedes escribir con una frecuencia baja. Ten en cuenta que tu destinatario se ha suscrito para recibir información o para que le proporciones algo de interés. Si dejas pasar demasiado tiempo entre un email y el siguiente, es muy probable que el usuario se termine olvidando de ti y que incluso pierda el interés. Por lo que será probable que termine dándose de baja.

Tampoco puedes agobiar a tu suscriptor enviándoles mails de forma masiva cada poco tiempo, porque lo interpretarán como un spam o como algo negativo. En lugar de interpretarlo como un envío de información útil y que crea un vínculo con tu proyecto, lo recibirán como una invasión a su intimidad que muchas veces resulta molesto.

Al final, por intentar agradar corres el riesgo de que provoques el efecto contrario y se den de baja igualmente.

Si andas perdido con lo de saber cuándo enviar newsletters y su frecuencia, lo mejor que puedes hacer es realizar pruebas, medir los resultados y tomar decisiones en consecuencia. Ten en cuenta que cada sector es diferente y no hay una fórmula matemática exacta que funcione para todo el mundo. En este caso, te recomiendo que utilices la aplicaciones como Mailchimp o Mailify que te permiten que realices A/B Test: son pruebas de envíos en distintos días. Gracias a estos test puedes medir el impacto y los ratios de tus emails en distintos días. Si estás comenzando, esta herramienta te permitirá ubicarte y saber por dónde empezar. Esto te resultará útil para definir qué días debes enviar tus newsletters y que días no. Por ejemplo, si tus ratios de apertura son mejor los lunes y los viernes, haz envíos en esos días y los demás, permítete descansar. Céntrate en hacer envíos de calidad en los días oportunos y no en enviar sin ton ni son. Así te asegurarás de que tus emails son siempre bien recibidos.

Si no sabes cuál es el mejor día para tu newsletter, realiza A/B Tests #EmailMarketing Clic para tuitear
  1. Evita hacer envíos durante la noche

Sobre todo, por respeto a tu destinatario. Piensa que hay muchas personas que madrugan y que se acuestan pronto. Imagina que está tranquilamente durmiendo, o adormilado en el sofá y de pronto le despierta uno de tus emails. Ten en cuenta que algunos reciben alertas.

Catástrofe.

Esa persona ya te habrá cogido manía inmediatamente y se generará una imagen negativa de tu empresa en su cerebro.

Si tu contenido es de ámbito profesional, céntrate en enviar tus emails dentro de un horario en el que tu usuario no se sienta incómodo al recibirlo.

  1. Respeta el horario de las comidas y las cenas

Hay estudios que apuntan a que las personas, por norma general, no suelen utilizar internet en las comidas y en las cenas . Y es algo lógico: piensa que para los españoles la hora de las comidas también es un acto social. La mayoría de las veces nunca lo hacemos solos, ya que solemos estar acompañados de nuestros compañeros de trabajo, de nuestra familia, amigos, pareja, etc. Por lo tanto, es una falta de respeto estar con el móvil cuando hay gente delante y es un hábito que la mayoría de personas procura evitar.

Si tu lector es una persona que habitualmente come sola, sin compañía, quizás sí revise su correo durante la comida y sea el momento perfecto para enviar el correo. En cualquier caso, solo lo sabrás con certeza tras un análisis exhaustivo, un conocimiento profundo de tu cliente ideal y una revisión de tus tasas de apertura.

Por norma general, después de comer las personas solemos estar más relajadas y lo único que deseamos es reposar la comida. No es una hora a la en la que los lectores se sientan receptivos para recibir publicidad y por lo tanto tienes que procurar evitarla.

  1. Programa tus publicaciones para primera hora de la mañana

Si todavía no sabes cuándo enviar newsletters porque aún no has realizado un estudio concreto para saber cuándo es el momento óptimo para enviar emails en tu sector, la primera hora de la mañana es una hora ideal.

Por lo general funciona tremendamente bien porque la gente ha pasado 7 u 8 horas durmiendo y cuando se despierta, tras desperezarse, coge el teléfono móvil con ganas de tener novedades. Además, hay muchas personas que se mueven en transporte público y durante el trayecto utilizan el móvil para hacer su viaje más ameno. Este es un momento donde todo el mundo agradece recibir novedades o alguna sorpresa en su móvil, por lo que las personas están tremendamente receptivas para recibir información novedosa.

Un buen envío de email podría realizarse  entre las 7.00h y las 9:30h de la mañana.

Programa tus envíos de #EmailMarketing a primera hora de la mañana para mejores resultados. Clic para tuitear
  1. Aprovecha el viaje de vuelta a casa

La vuelta del trabajo a casa es otro momento ideal para mandar newsletters. Piensa que las personas cuando salen de trabajar están más relajadas por la idea de regresar a su casa y de haber terminado la jornada laboral. Por lo que vuelven a estar receptivas a la hora de recibir novedades.

Además, igual que ocurre por la mañana, también a la vuelta por la tarde hay mucha gente que viaja en transporte público y vuelve a utilizar su teléfono para hacer el viaje más ameno y comprobar las novedades.

Una de las grandes ventajas de elegir este horario es que, a diferencia de por la mañana, es un horario donde se convierte más. Es decir, donde se realizan más ventas.

Por la mañana es extraño que alguien vea unos zapatos y se decida a comprarlos en el momento. Las personas están más pendientes de todo lo que se les viene en el día y pasan por alto este tipo de decisiones. En cambio, al salir de trabajar ya tienen la mente plenamente abierta en su vida privada y por lo tanto es el momento ideal para pensar en comprar.

Un buen horario para enviar newsletters por la tarde sería entre las 17:00h y las 20:00h.

Entre las 17:00h y 20:00h es el momento donde más convierten los emails dirigidos a venta… Clic para tuitear

Consejo final para tu empresa en concreto

Como ya he mencionado anteriormente, estas son las pautas de oro que se deben seguir normalmente. Pero puede que haya variaciones dependiendo del sector donde te muevas, o los objetivos que persigas en tu newsletter, claro.

Lo primero que debes tener claro es cuál es el objetivo de cada envío y conocer, como siempre digo, a tu cliente ideal, para conocer su comportamiento y hábitos del día a día.

Si tras aplicar estas reglas notas que no se ha visto ninguna mejoría en tus datos, deberás realizar pruebas prácticas, como te comentaba anteriormente. Prueba y error. Ya sabes que no existen fórmulas matemáticas exactas en las estrategias de marketing online (¡ya quisiéramos! :D)

Por lo tanto, ahora que ya sabes todos los secretos sobre cuándo enviar newsletters, no lo pienses más, ¡pasa a la acción! ¡Ponte manos a la obra cuanto antes!

 

Y tú, ¿cuándo realizas el envío de email marketing?

Cuéntame tu experiencia en los comentarios

Leave a Comment:

2 comments
Add Your Reply

Esta web utiliza cookies para su funcionamiento. Revisa la política de cookies. Gracias

ACEPTAR
Aviso de cookies