Sé que has invertido mucho tiempo en revisar el texto de tu web. ¿Estará bien? Y esta es una pregunta demasiado genérica. ¿Cuándo el texto de tu web está bien? ¿Qué elementos debe contener? Entras en ese bucle de dudas del que no sabes cómo salir. Todo lo que compone tu negocio debe ser estratégico. Y, para ello, es fundamental que capte el interés de tus clientes. No pasa nada, seguro que tu texto no es lo más horrible que hayas visto nunca. Pero seguro que se puede mejorar. Por eso hoy quiero ayudarte con estos 4 sencillos consejos para mejorar el texto de tu web y, sobre todo, que sea estratégico: haz que el texto de la web persiga los objetivos de tu negocio y te ayude a captar clientes.

Aclarémonos. ¿Qué objetivos debe perseguir tu texto? Debe ser…

  • Atractivo, para que capte el interés de los posibles clientes v las personas se mantengan interesadas y lean hasta el final
  • Claro, para que se entienda realmente qué quieres decir (parecerá una tontería, pero no es tan fácil)
  • Persuasivo, para dirigir a los lectores a la acción deseada (a tu objetivo)
¿Cómo puedes conseguir que el texto de tu web sea estratégico? Echa un ojo a este post. Clic para tuitear

Para la parte más práctica y directa, puedes dirigirte a este post donde te cuento cómo optimizar el texto de tu web y te regalo un workbook súper completo.

Hoy quiero dar un paso más allá.

Te traigo consejos para que tu texto deje de ser una imitación y, además de atractivo y persuasivo, consigas un texto perfecto que vaya alineado contigo y con tu negocio, para que no seas una copia de nadie. Estos te ayudarán a conseguir que el texto de tu web sea auténtico.

4 consejos para que el texto de tu web sea único

Te formularé algunas preguntas, y quiero que adoptes una perspectiva realmente crítica y constructiva hacia tu propio trabajo, con el fin de mejorarlo. Además, si es posible, te recomiendo que apliques estas preguntas también a las imágenes que muestras en tu web.

1 | ¿El texto es atractivo?

Será la forma de captar la atención y el interés de los posibles clientes, así que deberás buscar palabras y formatos que marquen la diferencia.

Lo más atractivo que puedes mostrar a tu cliente serán los beneficios que ofreces gracias a tus servicios. Así que expláyate y haz que tu cliente se identifique con esos beneficios que tanto desea.

Capta la atención y el interés de tu audiencia con el texto de tu web Clic para tuitear

Hay más formas de atraer su interés: ¿tu método es único? Si ofreces un formato novedoso, algo que pocas personas o nadie ha hecho previamente, no dudes en darle bombo. Si crees que realmente ayudará e interesará a tu audiencia, puede ser el elemento atractivo que estás buscando.

Además, está la forma en que te expresas. Me refiero a la redacción. Si creas una redacción con dinamismo, con cambios de ritmo y cierta melodía implícita, resultará mucho más interesante de leer que un texto plano y sin gracia ninguna.

 

2 | ¿Tu texto se entiende a la primera?

Es fundamental que tu texto sea claro. Es decir, que tu cliente ideal lo lea y lo comprenda en la primera lectura, sin cuestiones.

Para ello, necesitarás comprender a la perfección a tu cliente ideal y así saber cómo comunicarte con esta persona. La definición de tu cliente ideal te permitirá detectar los beneficios que busca y podrás exponerlos. Necesitas que tu cliente se identifique con los beneficios.

No esperes a que el cerebro de tu cliente ideal se de cuenta de que te necesita. Preséntaselo como tal. Facilítale el trabajo para disipar todas las dudas que puedan surgir.

Para ello, ponte en los zapatos de tu cliente ideal, practica la empatía y conviértete en esa persona que necesita tus servicios. Lee y relee todo el texto para asegurarte de que se entiende y de que transmites aquello que deseas transmitir.

Comprueba si el texto de tu web se entiende a la primera: empatiza. Ponte en los zapatos de tu cliente ideal. Clic para tuitear

¿Se comprenden correctamente las expresiones?

¿Se entiende el valor que te diferencia?

¿Queda claro cuál es el servicio y el beneficio?

Revisa también los signos de puntuación y la gramática. Parece absurdo, pero en la mayoría de los casos son los culpables de que un texto no se comprenda correctamente en el primer intento. Revisa las comas, los puntos, los signos.

Y, bueno, ya sabes que yo soy una fuerte defensora de la ortografía, así que revisa las tildes, las haches y todo. Google lo sabe todo, así que no temas preguntar. Vergüenza cero. Más vergüenza pasarás si el texto tiene faltas…

Haz que tu negocio sea auténtico

3 | ¿Es coherente contigo y con tu negocio?

¿Transmiten tus valores? Claro, para ello, es fundamental que definas primero qué valores quieres transmitir. Obvio. Para que tus textos sean coherentes, deben dirigirse en la misma dirección que tus pensamientos y tus emociones respecto a tu negocio y tus clientes.

¿Cuál es el POR QUÉ de tu negocio? ¿Por qué haces lo que haces? ¿Realmente es eso lo que transmites con tus palabras?

En la mayoría de los casos, cuando un cliente acude a mí en busca de ayuda para que redacte los textos de su web, es porque sienten que se venden, que son demasiado comerciales. No se sienten ellos mismos a la hora de redactarlos. Y, desgraciadamente, en la mayoría de los casos se han fijado demasiado en los textos que utilizan otros profesionales. Por lo que no se sienten identificados.

Utiliza tu propio lenguaje.

No te preocupes por parecer profesional. Ya eres profesional, no tienes que parecerlo. A muchos de mis clientes les agobia utilizar un lenguaje demasiado cargado o maquillado, porque sienten que no son ellos mismos los que hablan. Sienten que su negocio se aleja de ellos mismos. Habla de manera fresca y natural, tal como te expresas tú.

Busca el equilibrio entre el lenguaje más serio y las expresiones más naturales y frescas para aportar mayor dinamismo a tu texto y conseguir que hablen con tu propia voz. Haz que el texto de tu web se muestre tal como tú eres.

 

4 | ¿Tu texto es auténtico?

¿Has copiado parte del texto de otra persona? ¿Te has inspirado sin cambiar demasiado en alguna frase? ¡Bórralo!

Sí, puede ser que esa persona se exprese mejor que tú. Quizás haya encontrado mejores palabras que tú para decir lo que tú quieres decir… pero ¡no eres tú! Es fundamental que mantengas la coherencia y autenticidad en tu proyecto. Es lo que te hace diferente. Y te animo a que lo defiendas en cada paso, en cada acción.

Defiende un proyecto único y auténtico en cada acción. También en el texto de tu web. Clic para tuitear

Busca otras fórmulas, replantéalo. Pero sácalo de tu cabeza. Por favor, no imites.

De la inspiración a la imitación hay un gran salto. Sutil, pero importante.

Puede que te equivoques. Pero no pasa nada. Podrás repasarlo y modificarlo más adelante. Pero, al menos, será único.

¿Cuántas veces has entrado en una web y has leído lo mismo? Reconócelo, te has cansado de ver la misma estructura en todas las web, con diseños parecidos… No te aporta nada ya.

A tu cliente le ocurre igual. Y si caes en la misma trampa, también decepcionarás a tu cliente.

Busca tus propias palabras, exprésate a tu manera y conecta tal como tú eres con tu cliente.

Solo así conseguirás un texto perfecto para tu web.

En tu web: busca tus propias àlabras, exprésate a tu manera y conecta con tus clientes tal como tú eres. Clic para tuitear

No existe el texto absoluto. No hay un único texto perfecto. Así que cuando realices los cambios que crees necesitar, toma distancia y deja que los demás decidan por ti. Nunca conseguirás una perspectiva objetiva hacia tu propio trabajo, así que déjalo macerar y permite a tus propias acciones que te faciliten los resultados.

Así, serán los demás, serán tus clientes potenciales los que decidirán si el cambio de texto es correcto. O no.

Recuerda que tu proyecto está en constante evolución. Por lo que los textos de tu web no son estáticos. Puedes cambiarlos en el futuro, adaptarlos, mejorarlos.

No te agobies.

¡Todavía hay más!

Apúntate y te ayudaré con consejos e ideas para que vendas más en tu negocio. Es momento de descubrir cómo captar clientes en internet.

Responsable: Lara Arruti, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@laumedia.es. Para más información consulta nuestra política de privacidad.
Marketing por

¡Hola! ¡Me encanta tenerte aquí! Quería avisarte que uso cookies (propias y de terceros) para mejorar tu navegación. Entiendo que si te quedas, es porque te parece OKMás info. ¡Gracias por pasarte!

ACEPTAR
Aviso de cookies