Mis primeros años como emprendedora fueron durísimos. Tuve la suerte de comenzar a trabajar en mi proyecto y poder vivir de ello enseguida. Bueno, no creo en la suerte, fue el resultado de mi esfuerzo. Pero sí, el segundo mes ya pagaba el alquiler del piso con lo que ganaba en Laumedia (el resto de gastos ya iban a cuenta de mis queridos padres, que sin ellos no estaría donde estoy). En menos de 6 meses vivía completamente de mi negocio. 

Eso sí, dejé de lado varios aspectos de mi vida. Me centré en trabajar. Apenas tenía más margen. Iba al gimnasio y mi vida social se completaba ahí.

¿Debes dejar de lado tu vida si quieres emprender? 

Voy a intentar guiarte para encontrar la respuesta adecuada para ti.

1 | All in one vs equilibrio

Depende.

Si debes apostarlo todo por tu proyecto o encontrar un equilibrio depende, desde mi punto de vista, de dos factores: de tus objetivos y de tu personalidad.

Hay quien necesita desprenderse de todo (amigos, relaciones, comida, etc.) cuando persigue un objetivo. Me viene a la mente ese compañero de la universidad que se esconde en su cueva en época de exámenes, no se relaciona y apenas come nada durante esas semanas.

También puede depender de tu objetivo. Si deseas ser “the best”, sin discusión, es posible que debas apostar “all in one”.

Personalmente, a largo plazo y para un proyecto estable, me encaja mejor el equilibrio. Creo que permite más margen para la salud mental y un proyecto sostenible según pasa el tiempo.

Repito: depende de tus objetivos y tu propia personalidad. Tú decides, y no hay mala decisión.

 

 

2 | Fases

Es muy bonito hablar del equilibrio cuando ya llevas 5 años en tu proyecto, lo has peleado, has derramado sudor y lágrimas, y ahora puedes disfrutar de tiempo libre. Pero considero injusto divulgar el mensaje “busca el equilibrio” a una persona cuando está comenzando con su proyecto.

Seamos coherentes. 

Si acabas de empezar con tu proyecto, llevas 4 meses o un año, tu equilibrio estará desequilibrado. Sí o sí.

Hace un tiempo tenía un cliente que no dejaba de frustrarse. Llevaba 3 meses con su proyecto, intentando trazar su línea de trabajo todavía, y se enfadaba por no poder salir con sus amigas y mantener el mismo ritmo de vida (gastos, tiempo de ocio, etc.).

Y sí, hay una fase inicial en la que, por mucho que busques un equilibrio, de alguna manera estará descompensado. El objetivo no es que encuentres el equilibrio en el primer mes, si no que te dirijas hacia él.

En los primeros meses de tu proyecto, no hay equilibrio, ni lo pretendas. Sé coherente y da tu 100% Clic para tuitear

Me he encontrado en muchas ocasiones clientes que se frustran por no conseguir los resultados que buscan. Llegan a mí impotentes: “invierto en mi proyecto y no obtengo lo suficiente como para vivir de ello”. Bien, analicemos: ¿cuánto inviertes en tu negocio? Y hablo de tiempo. Respuesta: “trabajo un par de horas por la tarde, porque por la mañana tengo un trabajo estable”. Respuesta incorrecta.

Si no inviertes el 100%, no conseguirás el 100%. O, dicho de otra manera, si inviertes el 20%, obtendrás el 20%.

En cualquier caso, sé consciente de la fase en la que te encuentras y acéptalo como una etapa temporal que te dirigirá donde quieres estar realmente. No te exijas más de lo que puedes. No sería realista.

 

 

3 | Definiendo el éxito

Este sería el siguiente punto: ¿qué es el éxito para ti? 

Imagino que podríamos encontrarnos con decenas de respuestas. Así que te daré mi propia definición: el éxito es poder vivir de mi proyecto y ser feliz con ello.

Next level: ¿qué es la felicidad? Cada cual que haga su propia reflexión. No voy a entrar ahí.

Yo entiendo la felicidad como esta ecuación:

Ecuación de la felicidad

Puntúa cada parámetro del 1 al 10 y realiza tus cálculos.

Podrías decir tranquilidad, o satisfacción o hablar de plenitud. Utiliza el término que mejor encaje contigo. Y ten en cuenta que la puntuación máxima es 100 puntos (a menos que tengas 0 estrés, en ese caso eres un poco alien). A partir de ahí, analiza qué puntuación obtienes.

Define el éxito y la felicidad para ti, y trabaja para conseguirlo. Clic para tuitear

Como ves, para mí el dinero no es un parámetro de la ecuación. Para mí el dinero es una parte de esa tranquilidad. Esto va muy vinculado con tus objetivos en la vida, claro. Por eso, deberás determinar la definición del éxito concreta para ti. Con este post quiero ayudarte a vivir, no solo a ganar dinero.

Como no es el tema principal del post, seguiré hablando del equilibrio, que hará que mejore la tranquilidad y reduzcas el estrés.

 

 

4 | Los cinco factores del equilibrio

Bien, lo primero es definir qué es exactamente el equilibrio en la vida. Y, obviamente, lo que yo te voy a contar no es la verdad absoluta. Te defino el equilibrio desde mi punto de vista y que algunos de mis referentes comparten.

Descubre los 5 factores que determinarán tu equilibrio en la vida (y un negocio sostenible). Clic para tuitear

El equilibrio es ese estado ecológico para ti, un estado sostenible, estable y coherente para ti.

Y según lo entiendo yo, tiene en cuenta 5 factores:

  • Trabajo
  • Actividad física
  • Conexiones sociales
  • Alimentación
  • Desarrollo personal

No se me olvida ninguno.

Aunque las líneas entre estos cinco campos son algo difusas, el objetivo es determinar los límites con cierta claridad. Y me refiero a no hablar durante una hora con tu pareja en las horas de trabajo, o no atender emails cuando estás con tus amigos.

Como digo, las líneas son algo borrosas, así que entiendo que sí es viable tomar notas si te viene una idea a la cabeza cuando sales a correr o responder un mensaje importante de un familiar cuando trabajas.

Bien, para alcanzar el éxito que comentaba en el punto anterior, definiré brevemente (y de forma súper generalizada) estos 5 factores:

Trabajo

El trabajo es una parte muy importante para mí. Es fundamental que esté alineado con lo que soy, con mis valores y principios. Para mí sería impensable ir cada día a un puesto de trabajo que no me hace feliz, terminar mi jornada y desconectar. La felicidad es incompatible con esta filosofía para mí.

Lo hice durante un tiempo, y acabé con ello porque estaba marchitando mi salud mental.

Sí, el trabajo es importante, me hace sentir realizada, me plantea retos, me permite aprender y, sobre todo, en mi caso, ayudo a otras personas.

Y, además, el trabajo es esa área de mi vida que me permite generar ingresos con lo que me gusta hacer.

Actividad física

La mayor parte de mi vida lo he pasado siendo sedentaria, y estoy pagando las consecuencias. El cuerpo humano se ha desarrollado para moverse. Necesita engrasarse. Está hecho para moverse. Y no hay discusión en esto. Además de los beneficios psicológicos que podrás encontrar realizando actividad física con la que disfrutas, sentirás que tus niveles de energía suben, tu descanso mejora y, por lo tanto, aumenta tu productividad y mejora tu inteligencia emocional.

Es importante que dediques parte de tu tiempo a realizar actividad física, ya sea caminar, correr, ir a un gimnasio o hacerlo en tu casa.

La falta de actividad física te llevará al sedentarismo, y esto a enfermedades metabólicas, depresiones, entre otros problemas.

Conexiones sociales

Con conexiones sociales me refiero a tu familia, pareja y amigos. Nadie te obliga a tener pareja, pero los seres humanos somos seres sociales y, por lo general, vivimos mejor si mantenemos relaciones cercanas.

Cuantas más sanas son estas relaciones, mejor es nuestra creatividad y productividad, y mejor se encuentra nuestra salud mental, en general.

Alimentación

Muy ligado al segundo factor, creas o no, la alimentación juega un papel importante. Si cuidas tu cuerpo, cuidas tu mente (y viceversa). No te diré lo que debes comer, pero si te diré que lo vigiles. Que igual que ese individuo que en época de exámenes apenas come y lo que come, mejor estaría en la basura… Lo que ingerimos alimenta nuestro cerebro, es importante que seamos conscientes y nos cuidemos.

Desarrollo personal

Este es un campo muy amplio. Algunos autores hablan de espiritualidad. Yo prefiero llamarlo así, este es el campo en el que te desarrollas por dentro, tú decides cómo hacerlo. Puedes leer un libro religioso, practicar la meditación cruzando tus piernas, o pintar figuritas minúsculas. Cada cual alimenta su mente de la manera que mejor le encaje. En cualquier caso, lo importante es que exista un espacio para ello, que exista una consciencia sobre esto.

 

 

5 | Buscando el equilibrio

En la mayoría de los casos, cuando comienzas tu propio proyecto, dejas de lado tus hobbies, te olvidas de comer o comes de cualquier manera y ese rato de ejercicio… mejor ni lo mencionamos. Se reduce el tiempo que dedicas a las relaciones porque “no te entienden” o no comparten tu estilo de vida.

Por lo general, comes para sobrevivir, duermes fatal porque no paras de pensar en lo que tienes que hacer, tus relaciones se reducen a lo mínimo, y el 90% de tu tiempo se dirige al primer factor, el trabajo. Lo demás, ni existe.

Y es normal. Como te decía antes, debes pasar por diferentes fases antes de llegar al equilibrio, pero es importante que sepas a dónde quieres llegar.

Como me gusta mucho la fórmula de la ruleta, te invito a que la realices:

Rueda de la felicidad

Puntúa del 1 al 10 cada campo y rellena con diferentes colores cada factor. El objetivo es que sea lo más circular posible, pero la verdad es que al inicio de nuestro proyecto, cuando acabamos de emprender, es posible que se parezca más a esto:

Rueda del equilibrio emprendimiento

Y creo que he sido demasiado optimista coloreando.

Según avanza el tiempo, cuando ya lleves dos años con tu proyecto o más tiempo, los puntos deberían acercarse. SI esto no ha ocurrido, es momento de pararse un momento y analizar el camino recorrido, así como los siguientes pasos que deseas dar. Si te encuentras en esta situación, si te has estancado o ves que los objetivos se alejan en lugar de acercarse, respira, prepara café y tengamos una sesión.

¡Crea un proyecto estable que te permita VIVIR! (No solo ganar dinero) Clic para tuitear

Bien, ya sabes a dónde quieres llegar y ahora también sabes cuál es el punto de partida. Pregúntate: ¿qué deberías hacer para subir puntos en cada campo? 

Te animo a que reflexiones y apuntes tus respuestas. Tener clara la hoja de ruta te llevará al éxito, a un proyecto sostenible, un negocio coherente y estable. Cuando gestiones estos cinco factores, y unos retroalimenten los demás, encontrarás el equilibrio que te ayudará a largo plazo.

Deja de lado las emociones negativas (estrés, frustración o impotencia) y céntrate en los hechos, esto te ayudará a ver tu plan más claramente. Y, repito, si no encuentras respuestas, hablemos, y pongamos rumbo fijo a tu proyecto.

Cuéntame, ¿añadirías algún factor más? Me encantaría conocer tu definición del éxito y del equilibrio en el día a día, anímate y escríbelo en los comentarios.

¡Todavía hay más!

Apúntate y te ayudaré con consejos e ideas para que vendas más en tu negocio. Es momento de descubrir cómo captar clientes en internet.

Responsable: Lara Arruti, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@laumedia.es. Para más información consulta nuestra política de privacidad.
Marketing por

¡Hola! ¡Me encanta tenerte aquí! Quería avisarte que uso cookies (propias y de terceros) para mejorar tu navegación. Entiendo que si te quedas, es porque te parece OKMás info. ¡Gracias por pasarte!

ACEPTAR
Aviso de cookies