Este es uno de los post que más me ha costado escribir hasta ahora. En serio. Llevo tiempo dándole vueltas intentando explicar con la máxima sencillez posible cómo ayudarte a utilizar un lenguaje neutral en tus textos. Para no utilizar un lenguaje femenino ni masculino. Para mí es algo natural que nace de manera orgánica, y por eso me cuesta tanto explicar cómo hacerlo.

Y para que sea lo más simple posible, he decidido que no voy a teorizar sobre el tema. Voy a explicártelo todo como soy yo: de manera simple, con ejemplos. Y en varias partes para que sea sencillo,

1 | ¿Por qué recomiendo utilizar un lenguaje neutral?

Es la primera pregunta que surge. Y podrás pensar que es por ser políticamente correcta, por no fomentar el sexismo o la razón que más rabia te de. La verdad es que comprendo que cada persona tenga su propia motivación. En mi caso concreto, se trata solamente de no excluir a ninguna persona que me lea. Y recomiendo este lenguaje a cualquier persona que se dedique a marketing y a la redacción de contenido por llega a su objetivo: conectar con su cliente ideal. Tan sencillo como eso.

Cada cual que decida si existen razones sociológicas o políticas detrás.

Utiliza el lenguaje neutro para mejorar tus resultados, independientemente de temas políticos o sociales. Clic para tuitear

Cuando escribimos un texto, un email o cualquier publicación, el pronombre que más resuena en la mente de tu cliente es “tú”. No hablamos de nosotros ni vosotros. Yo, te hablo a ti. Y tú, puedes ser hombre, mujer o la alternativa que más encaje contigo. No me importa. Y no quiero excluirte en mi lenguaje por ello. Quiero conectar contigo.

Y, a veces, en este lenguaje que utilizamos, las palabras vienen marcadas por el género. Y todo el trabajo comunicativo se puede ir por el retrete si no lo cuido.

Por eso recomiendo utilizar un lenguaje neutral en los textos de tu negocio. Por pura efectividad en tu negocio.,

La regla habitual es utilizar el género masculino, y muchas mujeres nos hemos acostumbrado, aunque no nos guste el planteamiento. Y, qué duda cabe, que en función del texto o las palabras elegidas, podemos perder completamente el interés. En los últimos años han proliferado los proyectos que se dirigen mayoritariamente a mujeres, y al utilizar el género femenino en sus comunicaciones, estos hombres se han sentido excluidos.

Si en el espectro de tu cliente ideal puedes encontrarte personas de todos los géneros posibles, te animo a que pruebes a comunicarte de manera neutral.

2 | El lenguaje neutro depende del lenguaje, no inventemos géneros

He oído cosas como “nosotros, nosotras y nosotres”. He visto muchas X en los plurales (el @ quedó en la prehistoria). También he leído pronombres inventados. No quiero llegar ahí.

Considero que un idioma ha de cuidarse. Como hablante (y amante) de una lengua en peligro de extinción, creo que cometemos un error si pretendemos cambiar el lenguaje. Quizás lo correcto sea modificar la forma de utilizarlo como sociedad, desde mi punto de vista. Es decir, si el español utiliza el masculino para el plural, no encuentro ningún problema. Y si acepta también el femenino, adelante con ello.

Ahora bien, considero que no tiene sentido evitar géneros masculinos cuando lo tienen. No debería ser un problema decir “EL lenguaje”, no hay apología del machismo.

Cuidar un lenguaje va de tratarlo con cariño, de no cometer delitos ortográficos y mimar su uso.

Como digo, creo que nuestra posición social y política deben quedar a un lado. Vengo a hablarte de tu negocio y cómo comunicarte con tus clientes.

Utiliza el lenguaje apropiado para una comunicación efectiva con tus clientes. Te explico cómo. Clic para tuitear

3 | Cómo aplicar el lenguaje neutro en tus textos

Estos ejemplos son reales. Me los he encontrado yo misma en la creación de contenido o los he detectado en textos externos. Son ejemplos sencillos, que tú también puedes encontrar en tu día a día y que, si somos conscientes, podemos comenzar a modificar la manera en la que nos expresamos.

A través de estos ejemplos, detectarás que las correcciones surgen de manera diferente. A veces cambiando el orden de la frase, quizás utilizando un sustantivo o cambiando adjetivos por adverbios. Existen diferentes soluciones para comunicarte con lenguaje neutral, por eso me resulta tan difícil crear una única teoría.

Descubre las soluciones más eficaces para hablar de tú a tus clientes, sin que importe si son hombres o mujeres Clic para tuitear

4 | Ejemplos para evitar el lenguaje de género y utilizar el lenguaje neutro en tu negocio

Te dejo algunos ejemplos que he encontrado o que yo misma he tenido que corregir. Te recomiendo que te detengas en cada línea para analizar la modificación y visualices algún ejemplo que te haya surgido a ti.

Como dice @GoyoJimenez: 'No lo digo, lo hago'. Te explico con ejemplos cómo mejorar los textos de tu negocio. Clic para tuitear

NO neutro podría ser: “recuerda marcarte siempre un deadline realista que te permita trabajar cómodo, sin agobios.”

Neutro es: “recuerda marcarte siempre un deadline realista que te permita trabajar con comodidad, sin agobios.”

NO neutro podría ser: “Hasta que te hagas experto

Neutro es: “Hasta que adquieras experiencia” o “Hasta que consigas la excelencia

NO neutro podría ser: “trabajar para ser más productivo

Neutro es: “trabajar para mejorar la productividad

NO neutro podría ser: “llevarlo a la práctica como un profesional

Neutro es: “llevarlo a la práctica de manera profesional

NO neutro podría ser: “Si no estás motivado…”

Neutro es: “Si no encuentras la motivación…”

NO neutro podría ser: “¿Tienes un jefe insoportable…?” (esta es una complicada)

Neutro es: “Te has hartado de tus jefes…?”

NO neutro podría ser: “¿Estás cansado de…?”

Neutro es: “¿Te has cansado de…?”

5 | Fórmulas para modificar el lenguaje de género por lenguaje neutral

Como te decía al inicio, me resulta complicado resumirlo en normas concretas. Creo que no existe tal cosa porque depende de cada caso. En mi afán por facilitarte la transición, permíteme resumirte estos ejemplos en algunas claves que te ayudarán a implementarlo:

  1. Añade a la persona. Lo cambia todo. Pasa de ser “si eres nervioso” a “si eres una persona nerviosa”. Son válidas palabras como: persona, cliente, paciente, etc.
  2. Cambia el tiempo de la frase. Como ocurre en “estás cansado”, puedes modificarlo por “te has cansado”
  3. Convierte el adverbio en sustantivo. Es el ejemplo de “estar motivado” a “encontrar la motivación”.
  4. Cambia el adjetivo por un adverbio. En castellano, los adjetivos están marcados por el género.
  5. Pasar del singular al plural. El singular marca el género, pero el plural, por defecto, es masculino en español, y cualquier persona puede sentirse identificada.
Perderás a tu cliente si no utilizas el género correcto. ¡No te arriesgues! Clic para tuitear

A menos que tu público objetivo esté claramente definido por el género, te recomiendo encarecidamente hacer uso de este lenguaje neutro. Piénsalo, en tu caso concreto, ¿no te pierdes cuando te hablan a ti directamente utilizando otro género? Si te despista y hace que pierdas el hilo, ya sabes cómo se sienten tus clientes.

¿Quieres que revise tus textos?

Si has modificado alguna frase o, incluso, si no has sabido cómo hacerlo, cuéntamelo en los comentarios, me encantará conocer tu experiencia. SI quieres compartir algunas frases que no sabes cómo resolver, me encantará preparar una segunda entrega trabajando los ejemplos que puedas encontrar en tu día a día. Así que no te cortes, si te dedicas a redactar contenido, sea en el campo que sea, y dudas de cómo modificar algunas frases, envíamelos y los revisaremos aquí, en el blog 😉

Recuerda que si necesitas ayuda para la redacción de los textos de tu web o tu email, puedes revisar mi servicio de redacción de textos para negocios. Tus clientes conectarán contigo.

¡Todavía hay más!

Apúntate y te ayudaré con consejos e ideas para que vendas más en tu negocio. Es momento de descubrir cómo captar clientes en internet.

Responsable: Lara Arruti, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@laumedia.es. Para más información consulta nuestra política de privacidad.
Marketing por

¡Hola! ¡Me encanta tenerte aquí! Quería avisarte que uso cookies (propias y de terceros) para mejorar tu navegación. Entiendo que si te quedas, es porque te parece OKMás info. ¡Gracias por pasarte!

ACEPTAR
Aviso de cookies